© 2023 by The Artifact. Proudly created with Wix.com

Buscar
  • Foro de economía

¿Qué es la economía heterodoxa?

Danilo Albán Romero.


La concepción de visualizar a la ciencia económica como una disciplina donde el debate ideológico trasciende únicamente desde un binarismo de ideas que discuten si la implementación de modelos económicos debe ser capitalista o socialista, no sólo que es una concepción errada desde cualquier punto que se la analice, sino que a su vez demuestra escaso conocimiento de la teoría económica, y por lo general es usada por políticos o economistas demagogos que tratan de minimizar las opiniones de sus contrarios, asimilándolas con las decisiones de política económica que se tomaron en los peores desastres económicos causados tanto por modelos socialistas como capitalistas.


Esta idea errónea sobre lo que es el debate económico, es atravesada principalmente por el vector de la política, que usualmente nos ha llevado a la discusión dual sobre si el modelo político que debe implementar el gobierno debe ser de izquierda o de derecha. Pero la realidad es que en contraste a lo mencionado anteriormente, la economía es una disciplina tan compleja, que su debate no puede ser arrinconado a frases tan simplistas como que en economía sólo hay dos formas de hacer las cosas “bien o mal”, pues la realidad es que en economía hay muchas formas de hacer las cosas bien, y muchas formas de hacer las cosas mal, y aunque esto parezca redundante o similar a lo inicial, no lo es.


Justamente esa visión binaria de la economía, usada generalmente por economistas que quieren aparentar una superioridad intelectual con el objetivo de convencer a la sociedad de que la economía es una ciencia dura y que cualquier cosa que se aleje de las opiniones de ellos son pura ideología, es la visión que ha llevado a que la enseñanza de las bases de la teoría económica en las universidades durante el pregrado sea dogmática e incuestionable. Aunque si bien hay que reconocer que desde que John M. Keynes en 1936 expone su “Teoría general del empleo, el interés y el dinero” existe un alto debate en el campo de la macroeconomía sobre la intervención del estado, en el resto de campos el debate prácticamente no existe, especialmente en la microeconomía, donde los postulados son impartidos como evangelio único.


El “debate aceptado” (como yo lo llamo) que existe principalmente en el campo de la macroeconomía, es lo que se conoce en la comunidad académica como el mainstream (la corriente principal), y abarca únicamente la contraposición de la economía neoclásica y la síntesis neoclásica keynesiana (también conocida como economía neokeynesiana). Note el lector como ambas escuelas tienen en su nombre la palabra “neoclásica”, ¿cree usted que puede existir un verdadero debate con alto nivel de cuestionamientos, cuando ambas posiciones tienen literalmente en su nombre la misma palabra? Por supuesto que no.


Si bien los neoclásicos y neokeynesianos debaten todo el tiempo en conferencias y escritos sobre política económica, el debate en realidad no es profundo sino más bien superficial, dado que las bases de ambas escuelas radican en dos supuestos fundamentales de la teoría neoclásica: el comportamiento del agente económico (racionalidad y optimización) y la suposición del equilibrio de mercado.


Pero así como existe el mainstream, existen otras numerosas escuelas que se han planteado derrumbar los supuestos neoclásicos para darle una visión más realista a la teoría económica. Es así que nace lo que se conoce como economía heterodoxa, una visión pluralista de la economía que busca enriquecer el debate económico para escapar de la visión única a la que nos han tenido acostumbrados. Heterodoxa proviene de las palabras griegas heteros (diferente) y doxa (opinión), y al menos en el campo de la economía, es justamente eso lo que persigue: diferentes opiniones.


La economía heterodoxa es generalmente señalada por el mainstream como un conjunto de visiones ideológicas de la economía, lo cual es débilmente sostenible dado que escuelas heterodoxas como la poskeynesiana se han dedicado a desarrollar teoría técnica partiendo de supuestos realistas y con comprobación empírica. Así mismo, ciertos economistas ortodoxos (más políticos que economistas) con el afán de desprestigiar a los economistas heterodoxos, muchas veces intentan asociarlos con el socialismo, lo cual es absolutamente falso. Pues si bien dentro del enfoque heterodoxo se encuentra la escuela marxista, la gran mayoría de escuelas heterodoxas tienen como objetivo principal entender y teorizar el funcionamiento del sistema económico capitalista, para así poder llevar a cabo políticas económicas que se ajusten a la realidad y no a supuestos erróneos de la teoría neoclásica. Si visiones heterodoxas como la evolucionaria schumpeteriana, apoyan mecanismos de cooperación entre el sector público y privado para impulsar la innovación, la tecnología, la productividad y la competitividad, entonces ¿es socialismo apoyar a la producción privada con el uso de recursos públicos? Por supuesto que no, y por ende los argumentos de ciertos políticos de derecha no son más que pura demagogia.


La economía heterodoxa hoy está más vigente que nunca. Los fracasos del mal entendimiento del capitalismo, han hecho que premios nobel, profesores universitarios, investigadores y los propios alumnos de pregrado se cuestionen la enseñanza de la economía en las universidades. Movimientos estudiantiles como Rethinking Economics hoy están dando la vuelta al mundo, reclamando por una educación más pluralista en las universidades. El desafío es grande, pues cuando las ciencias se ven atravesadas por factores ajenos al método científico como la religión y la política, la búsqueda de la verdad se complica y entorpece. Tal es el caso de la astronomía, que a pesar de que la teoría heliocéntrica nació en 1543 con la publicación del libro “De revolutionibus orbium coelestium” de Nicolás Copérnico, no fue hasta 1757 que la teoría fuera aceptada por la Iglesia Católica, luego de una larga pelea entre Galileo Galilei (quien no vio la aceptación de su obra, puesto que muere en 1642) y las creencias bíblicas de que la tierra era el centro del universo. La economía hoy es una ciencia precopérnica, pero que cuenta con varios detractores del mainstream alrededor del mundo, los cuales se han introducido metafóricamente en el personaje de Galileo Galilei, y están dispuestos a luchar ante toda adversidad por la búsqueda de la verdad. Esto apenas comienza.

1,195 vistas